Una ley del PP le vale al Gobierno para apoyar la tauromaquia

viñetaantitaurina-tauromaquia

 

El Gobierno se ampara en una ley del PP cuando éste tenía mayoría absoluta, para justificar el destino de dinero público para la tauromaquia.

Muchos pensábamos que la llegada al gobierno del PSOE, un partido que se define como progresista, traería consigo numerosos avances en protección animal y medio ambiente, pero informaciones como la que nos ha hecho llegar Equo rebajan enormemente nuestras expectativas.

El diputado de EQUO Juantxo López de Uralde, hizo una pregunta en el Congreso sobre la utilización de dinero público para actividades de promoción de la tauromaquia. Concretamente, se refería a los 64.231 euros destinados al Congreso Internacional de Tauromaquia celebrado en Murcia el pasado mes de octubre, o los más de 30.000 asignados al Premio Nacional de Tauromaquia.

Pues bien, en su respuesta, el gobierno justifica estas subvenciones amparándose en la Ley 18/2013 de 12 de noviembre, que recoge en su artículo 2 que “La tauromaquia forma parte del patrimonio cultural digno de protección en todo el territorio nacional” y en su artículo 3 que todos los poderes públicos tienen la obligación de garantizar su conservación y promover su enriquecimiento.

Estamos hablando de una Ley aprobada con el único apoyo del Partido Popular, cuando tenía la mayoría absoluta en el Congreso. Por lo que vemos, esta Ley les viene bien y no tienen la intención de modificarla aunque sea idea del PP.

En la respuesta del Congreso van más allá y señalan que “la existencia de rechazo o indiferencia de un sector de la sociedad respecto a las corridas de toros, no priva a la tauromaquia de de su carácter de patrimonio cultural, cuya salvaguarda incumbe a todos los poderes públicos en el ámbito de sus competencias”. 

Es una gran decepción para todos los que amamos y respetamos a los animales, comprobar que el nuevo gobierno también es indiferente al cada vez más evidente poco interés que despierta este cruel espectáculo y el rechazo que crece día a día entre amplios sectores sociales.

Desde EQUO, consideran que los espectáculos que causan sufrimiento a los animales, como el caso de los toros, no deben contar con ningún tipo de subvención pública.

Es descabellado e ilógico que se apoye con dinero público la tortura de un animal y lo es todavía más que por ley haya que seguir promoviendo que se deje agonizar hasta la muerte a un animal sin proporcionarle ningún alivio ni asistencia de ningún tipo, sino todo lo contrario, haciéndole más daño, agobiándole, rodeandole hasta que exhala su último aliento y el torero se cree que ha hecho algo grande y le hace un gesto de victoria y de arrogancia. Algo grande es salvar a un animal herido, rescatar a una persona de un incendio o de un accidente, no pinchar a un animal hasta que se desangra. 


Imagen | Unión Vegetariana Española

Comentar

Comentarios