Rosa Montero, por el respeto a los seres vivos

Rosa Montero

Todos los que amamos y respetamos a los animales, tenemos un referente en el mundo de la literatura nacional: Rosa Montero.

Hay que ser justos. El mundo de la literatura suele, en general, sentir un gran respeto y amor hacia los animales. Hay excepciones, claro, pero la sensibilidad que se necesita para crear una obra literaria, suele extenderse a otros aspectos de la vida. La imagen del escritor componiendo un relato con un perro o gato a sus pies, es casi un icono.

Son muchos pues a los que admirar. La cultura y el respeto a los animales suelen ir de la mano. Pero, entre ellos, hay alguien cuyos escritos remueven por fuerza hasta las conciencias más obcecadas. Es imposible permanecer impasible y mirar para otro lado tras leer un artículo de Rosa Montero, mi admirada escritora y periodista, Premio Nacional de Periodismo en 1981, con títulos en su haber como “Te trataré como a una reina”, “La hija del caníbal”, “La ridícula idea de no volver a verte” o la que sale a la venta este 17 de febrero, “El peso del corazón”.

Fue un artículo suyo el que me convirtió definitivamente en la animalista que soy hoy en día. Sus palabras sobre la caza en uno de sus artículos para el diario El País, se quedaron grabadas para siempre en mi conciencia y en la de cualquier persona con un mínimo de sensibilidad, y lamentablemente, casi diez años después de ese artículo, sigue ocurriendo lo mismo que describía en él.

“Hordas de tipos disfrazados de rambos de guardarropía (…) con sus grotescas vestimentas medio militares (…) rodeban en silencio una mata de arbustos de la que esperaban que saliera una pieza, un animalillo forzosamente pequeño y tal vez ya herido que se había refugiado allí dentro, aterrorizado, con el corazón retumbando en el pecho (…) deben sentirse muy valientes estos esforzados cazadores tras acosar y abatir a un animal indefenso y tembloroso (…) y aún hay algo peor. Acaba de terminar la temporada de caza y ya empiezan a aparecer. Hablo de los galgos ahorcados, de los bosques fantasmales súbitamente llenos de perros torturados. Ya saben, los ahorcan para no gastar ni siquiera una bala con ellos. Y, para divertirse, les dejan con las dos patas traseras apoyadas en el suelo, de modo que el tormento se prolonga. A veces tardan días en morir. Ya he puesto a bailar a mis perros, suelen decir, jocosos”.

Leer el artículo completo aquí

Antes, en 2001, pudimos leer el artículo más certero y claro sobre los mal llamados “perros peligrosos”. Les recomiendo encarecidamente que lean el artículo. Pueden hacerlo pinchando en este enlace.

Pero, no acaba ahí, en sus magníficos artículos para El País, el apoyo de Rosa Montero a los seres sin voz, ya que a través de Facebook, denuncia , difunde y comparte, haciendo una labor impagable, “mojándose” de verdad, sin gestos de cara a la galería, sino labor callada y diaria que solo conocemos sus seguidores de la red social. Es, posiblemente, la escritora más cercana con sus lectores, la más activa en la red.

Por supuesto, su solidaridad con las causas justas no se limita a los animales. En ese mismo facebook está constantemente denunciando injusticias y apoyando a las personas que más lo necesitan.

No dejen de leer a Rosa Montero. Sus libros, sus artículos, su facebook. Ella pone su granito de arena para lograr un mundo mejor. Sigamos su ejemplo.

Foto: facebook de Rosa Montero

Comentar

Comentarios