¿Quién se queda con la custodia del perro?

FOTOS LEYES

Cuando una pareja compra un perro – ojo: no hay que comprar cuando hay cientos de perritos en las protectoras que necesitan un hogar- ¿Qué ocurre con el animal cuando llega la ruptura?

En el número 2253 de la revista Pronto, se publica una consulta a este respecto, que nos puede aclarar muchas dudas:

PREGUNTA: Mi novia y yo compramos un perro a medias y nos hemos ido a vivir juntos recientemente. Ahora nos hemos planteado dejar la relación y los dos queremos el perro. ¿Qué sucede en estos casos?  (Madrid)

RESPUESTA: En este caso, un perro se considera un bien “semoviente” (aquel que puede moverse por sí mismo, algo que sólo pueden hacer los animales) que es copropiedad de ambos.

En caso de no llegar a un acuerdo para que uno de los dos se quede con el perro en plena propiedad y custodia, pagando al otro copropietario su parte, los tribunales han llegado a establecer que el perro permanezca en compañía de cada uno de los copropietarios por periodos de seis meses sucesivamente, con lo que se garantiza el disfrute compartido por parte de sus dos propietarios.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios