¿Por qué cada año hay más especies en peligro de extinción?

La lista de los animales en extinción se engrosa, y parece que no somos conscientes de las consecuencias que conlleva la desaparición de especies.

Los datos están ahí y son desmoralizadores: Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), cada año se extinguen en el planeta entre 10.000 y 50.000 especies. Cifras extremadamente preocupantes que deben reducirse antes que sea demasiado tarde para todos. Aunque también aparecen especies nuevas, no sirve de consuelo ni mucho menos, porque la velocidad a la que se extinguen otras es mucho mayor. Aún así, podemos disfrutar del descubrimiento de una nueva especie de delfín de rio, en Brasil, que nos alegra pero no oculta el hecho de que, precisamente, los delfines de río están en peligro de extinción, porque, entre otras causas, muchas veces son asesinados por los pescadores de la zona por miedo de que los delfines les quiten los peces. (fuente:  http://animalesextincion.net/animales-en-peligro-de-extincion/)

Koala, peligro de extinción

Las causas de que haya tantos miles de animales en peligro de extinción, son diversas, pero directamente relacionadas con la acción del ser humano, como no podría ser de otra manera.

La destrucción del hábitat de los animales es una de las principales. Se talan árboles y bosques enteros, se usan pesticidas y productos químicos que están detrás, por ejemplo, de la desaparición de miles de millones de abejas, que si no se logra frenar, tendrá consecuencias imprevisibles para la cadena alimenticia.

Otra causa es la introducción o llegada de especies exóticas, tanto de flora como de fauna, que ponen en serio peligro la superviviencia de las que son autóctonas.  Por ejemplo, en el río Ebro, llegaron pegados en el fondo de las embarcaciones, ejemplares de mejillón cebra que han invadido a las especies propias del río. Se pegan a los mejillones Náyades, impidiéndoles respirar y comer, filtran el agua y se llevan las partículas que necesitan otros seres para alimentarse, y sus colonias, de millones de individuos, ocupan tanto espacio que no dejan vivir ni reproducirse a otros animales. Pero, muchas veces, es el ser humano el que trae especies invasoras por modas o caprichos sin sentido.

Leopardo, peligro de extinción,

Pero, no faltan otros motivos igual de importantes e indignantes: la caza ilegal, que nos recuerda, por ejemplo, la masacre que sufren los elefantes por hacerse con sus colmillos, la sobreexplotación pesquera, que esquilma los mares y no tardará en dejarnos sin especies tan populares como la merluza, el atún o el bacalao si no se pone remedio antes mediante una pesca sostenible y un consumo responsable. Y por supuesto, el cambio climático, el calentamiento global que provoca el deshielo de los polos y la desertización, catástrofes que, por sí solas, ya deberían causar una enorme alarma que nos hiciera reflexionar y actuar sin titubeos. Pero, hacemos poco más que reciclar, lo cual está muy bien y es muy importante, pero que es insuficiente. Es hora de comprometernos todos y unirnos sin fisuras para revertir esta situación antes que el planeta Tierra se vuelva inhabitable. Está en nuestras manos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios