Los San Bernardo, niñeros y camilleros

En el número 204 de la revista Perros & Compañía, leemos unos datos muy curiosos sobre los perros San Bernardo, consideraros por los americanos como la perfecta baby sitter, ya que no sólo protege a los niños, sino que incluso los educa para alejarlos del peligro. Naturales de Suiza, su origen está en el Hospicio de San Bernardo, situado en la ruta entre Italia y Suiza, en un desfiladero de montaña donde la nieve lo cubre todo practicamente todo el año. Ya aparece su uso como perro de salvamento por los monjes del hospicio en una necrológica del año 1728. En la 1ª y 2ª Guerra Mundial, los italianos los emplearon para desplazar camillas de heridos en la alta montaña. Su talla media supera los 80 centímetros a la cruz y son numerosos los que superan los 90 centímetros y los 100 kilos de peso. Un bebé San Bernardo pesa al nacer entre 500 y 700 gramos y gana peso a una gran velocidad: entre 8 y 10 kilos al mes. La mala noticia es que su longevidad no suele superar los 8 años de vida. A pesar de la imagen que tenemos del perrito “Niebla” de los dibujos de Heidi, esta raza es alegre y juguetona, pero a la vez son responsables y con un gran instinto de protección hacia los niños.

Desde luego, los juegos para niños de Dideco no pueden ser más divertidos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios