Nueva perrera para la ciudad de Zaragoza

Esclusas de Valdegurriana

Dentro de la excepcional labor que está haciendo el Ayuntamiento de Zaragoza en materia de protección animal, se ha presentado el proyecto de una nueva perrera, con mayor capacidad, indispensable para seguir cumpliendo con el anhelado “sacrificio cero”.

Las nuevas instalaciones se situarán en una parcela de 7.443 metros, cercana a las esclusas de Valdegurriana, en los Montes de Torrero. Tendrá capacidad para hasta 400 animales, entre perros, gatos y otras especies que también se podrán albergar. El actual, que está en el barrio de Peñaflor, en Zaragoza, tiene poco más de 90 plazas, así que un nuevo centro es imprescindible para seguir cumpliendo con uno de los grandes logros de la ciudad en materia de protección animal: el “sacrificio cero”. No sólo no se sacrifica a los perros abandonados que recoge el Centro de Protección Animal, sino que se les ofrece toda la asistencia veterinaria que precisan, incluso tratamientos contra el cáncer. Algo impensable hace poco tiempo.

La responsable de la Oficina de Protección Animal, y artífice de los extraordinarios avances que se han conseguido en la ciudad, Manuela García Villamayor, ha señalado que, en el nuevo centro, no sólo se acogerá a los animales abandonados, sino que también se habilitará una zona de exposición y actividades, otra de atención a los posibles adoptantes y espacios de sensibilización para visitas escolares.

El centro actual está en suelo privado y se paga un alquiler por él, por ello se pretende levantar el nuevo en suelo municipal, para lo que se ha soliciado la autorización especial de interés público para continuar adelante con el proyecto, ya que los terrenos donde se quiere ubicar, no son urbanizables. La partida presupuestaria inicial es de 120.000 euros, aunque para su construcción se precisará una mayor inversión.

Es es, sin duda, uno de los pasos más importantes de los muchos que se están dando en Zaragoza para garantizar el derecho de los animales a un trato digno y humano, procurándoles todos los cuidados que precisan, eliminando los sacrificios en la perrera -Centro Municipal de Protección Animal-  fomentando la adopción, concienciando en la sensibilidad y la responsabilidad hacia los animales mediante visitas a colegios, mesas informativas, desarrollando actividades de ayuda asistencial con animales rescatados del abandono, organización de voluntariado,  y la puesta en marcha de el Proyecto CES para el control de las colonias felinas, del que hablaremos más ampliamente en un próximo artículo.

Imagen: descubriendotrazaragoza.blogspot.com

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios