No hay que asustar a las palomas. No tienen que vivir con miedo

palomas-asustar-cartel-respeto

Espantar a las palomas no sirve de nada y les provoca un temor que a nadie nos gustaría tener. Hay que explicarselo a los niños.

Dejando a un lado lo que pueden ensuciar o los artículos – la mayoría muy sensacionalistas- sobre las enfermedades que pueden transmitir, las palomas que vemos en la calle, en las plazas o parques, están ahí, están vivas y el tiempo que sigan estándolo no es justo que lo vivan con miedo.

Hay que explicarle a los niños que asustar a las palomas puede ser divertido para ellos, pero que para las palomas es terrible, sólo ven que esos humanos pequeños no son sus amigos, que quieren hacerles daño y tratan de huir como sea, siendo atropelladas o golpeándose mortalmente contra cualquier estructura o cristal. Por desgracia, he tenido que vivir ambas situaciones.

A dos chavales a los que adoro, les puse un ejemplo: ¿Os gustaría ser pequeñitos, estar tratando de buscar algo que comer por cualquier sitio y que se abalanzaran sobre vosotros unos gigantes? ¿Tener que salir despavoridos y sin mirar dónde ?  Pues, funcionó. Ahora, respetan a unos animales que, por voluntad propia, no les hacen ningún daño.

Ojo, que los propietarios de perros también tenemos que evitar que persigan a las palomas, es algo que tenemos que cortar de raíz desde la primera vez que veamos que nuestro perro lo hace.  Por desgracia, es raro el día que no tenemos que ver en nuestras calles el cuerpo sin vida de una paloma destrozada por un perro… o un gato, pero en este caso es casi imposible evitarlo, porque los gatos que cazan palomas son callejeros, generalmente.

La fotografía que ilustra este artículo es suficientemente explícita. La he extraído de la web acabemos con el maltrato a las palomas que os recomiendo visitar.

Afortunadamente, siguen llegando noticias que indican que la sociedad está cambiando a mejor en el respeto a los animales. Este verano, Alicante se ha sumado a ciudades como Valencia, Barcelona, Vitoria o León, y multará con más de 200 euros a los que asusten o persigan a las palomas, o permitan que otros animales de compañía lo hagan.

Comentar

Comentarios