Los mapaches no son mascotas

¿Quién no ha visto un mapache en cualquier serie norteamericana? Por ejemplo, en Los Simpson, cuando un ejemplar se instaló en la caseta del pobre Ayudante de Santa Claus. Y esto es porque, en las zonas habitadas, se acerca a los contenedores de basura para buscar comida, así que no es tan raro que de repente aparezca uno de estos mamíferos carnívoros que, en EEUU, muchos adquieren como mascota cuando son cachorros pero, al hacerse adultos y empezar a mostrar cierta agresividad, los sueltan en el bosque, pero al haber sido criado en una casa, tiene pocas posibilidades de sobrevivir, porque no ha adquirido la habilidades que se requieren para ello.

Tal y como explican en infomascota.com si queremos tener un mapache como mascota, debemos saber que que  son curiosos y destructivos, sucios y pueden llegar a morder. Necesitan una jaula lo más grande posible, comedero bebedero, juguetes… comen frutas frescas, pollo, pavo, pero la carne roja es mala para ellos. Hay que bañarles una o dos veces al año, y mudan el pelo una. Habrá que cerrar con llave todos los armarios, porque su curiosidad es insaciable, y estarán deseando de sacarlo todo para jugar. No hay que reñirles levantándoles la mano, porque lo tomarían como un ataque y podrían morder. Hay que usar la palabra “NO” cuando haya que reñirles.  Sus necesidades las pueden hacer en una caja de arena como los gatos, pero en época de celo marcarán su territorio con la orina.  A la hora de adquirirlo, hay que fijarse en que tenga la piel y los ojos brillantes.

En fin, mejor no complicarse la vida y adoptar un perrito, que sí está domesticado para ser nuestro animal de compañía y nuestro amigo fiel.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios