Cómo cuidar los dientes de nuestros amigos

La salud dental es fundamental para la salud de nuestro amigo de cuatro patas y para su bienestar en todos los sentidos.

Al igual que nos sucede a las personas, cuando nuestras mascotas comen, los restos de alimentos se acumulan en los dientes y la placa se introduce debajo de las encías, provocando heridas. En estados avanzados, la placa puede ocasionar la pérdida de los dientes e infecciones que podrían pasar al hígado o los riñones.

Lo ideal sería cepillarles los dientes diariamente -no con dentífricos de personas- pero puede resultar desagradable al animal y negarse a la tarea. Por eso, existen complementos que, usados a diario, ayudan a prevenir los problemas bucales.

Una vez al año como mínimo, llevaremos al perro al veterinario para que le haga un examen bucal, y le realize una limpieza si es necesario.

Es muy importante no darle nuestra comida al animal, pero si nos rompe el corazón su mirada suplicante, procura que su comida principal y diaria sea pienso, lo mejor para su salud bucal.

Y nunca darle huesos “de verdad” al animal, sean crudos o cocidos. Pueden dañar las encías y los dientes, y si se astillan, podrían provocarle un gravísimo problema intestinal.

 

Parte de esta información, ha sido extraída de la revista de las tiendas Schlecker.

Comentar

Comentarios