Atrofia de la Retina

Un 15% de los perros a partir de los siete u ocho años, comienzan a manifestar los síntomas de esta enfermedad, que los llevará irremediablemente a la ceguera.

toby.JPG

La muerte de las células de la retina por vejez, conocida como Atrofia de la Retina, es una de las causas más habituales de ceguera canina, especialmente en algunas razas como el Caniche, el Collie, el Cocker o el Fox TerrierMore... El animal ya nace con esta enfermedad, aunque los síntomas se inicien varios años más tarde.  Lamentablemente, al contrario que sucede con las Cataratas, fácilmente operables, la Atrofia Progresiva de la Retina no tiene solución. 
Afortunadamente, la ceguera no aparece de un día para otro, es progresiva y puede tardar incluso años en ser total, lo que da tiempo al perro a acostumbrarse y con su habitual inteligencia, va adaptándose poco a poco a su pérdida de visión. 

 Es muy importante que, a partir de que el perro ha perdido por completo la vista, no le cambiemos ningún elemento de las zonas del hogar que para él sean lugares de paso, de dormir o de comer.  El perro ha establecido sus referencias, agudizando más sus oídos y su olfato, y si no hacemos cambios, vivirá feliz con su rutina.

Debido a que esta enfermedad también afecta a los humanos con idénticos daños, se ha experimentado con perros afectados por Atrofia de la Retina en Francia, con excelentes resultados.  Aunque, suponemos que aún tardará en llegar a España esta intervención.
La casualidad ha hecho que mis dos perros, un Fox Terrier y un Caniche enano, padezcan esta enfermedad, y se han adaptado a su ceguera poco a poco, haciendo una vida prácticamente normal, dentro de su incapacidad. 
Por Carol Ortiz

 

Comentar

Comentarios