Una vez más, se silencia a las ONG por los derechos de los animales

En un disparate más que busca silenciar la crueldad hacia los animales cuando hay intereses económicos de por medio, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) ha decidido expulsar a las ONG de las reuniones que mantiene esta semana sobre tráfico de marfil procedente de elefantes y rinocerontes. Si no escuchan a los defensores de los animales y la naturaleza, mal van a tomar las medidas que todos esperamos para acabar con el terrible comercio ilegal de colmillos de elefante y cuernos de rinoceronte, que cada vez se cobra más vidas. La propuesta de expulsar a las ONG fue de Kuwait, en representación del bloque de países asiáticos, y apoyada por siete países, frente a seis votos en contra y tres abstenciones.

Es precisamente en Asia, concretamente en China, Vietnam y Tailandia, donde se concentra el trafico ilegal de Marfil, así que, como bien dice el coordinador de WWF Joseph Okori, esta decisión la han tomado estos países porque quieren eludir sus responsabilidades.

Según un reciente informe de la CITES, la caza furtiva de elefantes alcanzó el año pasado su nivel más alto desde 2002 y ha crecido de manera alarmante en los últimos cuatro años. Y las víctimas no son solo elefantes y rinocerontes, también se cazan en África tigres de manera furtiva para hacerse con sus dientes, y esto es tan solo un ejemplo de las barbaridades que se hacen y que tienen su mejor mercado en Asia.

Fuente: liberaong.org

Comentar

Comentarios