Las peligrosas caídas de los gatos

caidas en gatos

Las creencias populares y el poco miedo que demuestran los gatos hacia las alturas, nos ha hecho pensar que los felinos no corren riesgos cuando se pasean por el alféizar de una ventana.

Pero, nada más lejos de la realidad. Las caídas de gatos desde las ventanas son tan frecuentes como peligrosas. Todos los días tienen que atender en las clínicas veterinarias a gatos con roturas de huesos, de tendones o de mandíbula, cuando no lesiones en órganos internos que tienen mal pronóstico.

Un pajarito o un insecto pueden llamar tanto la atención de un gatito como para lograr que acabe perdiendo el equilibrio y caer. Los gatos se agarran muy bien a las ramas de los árboles, pero no tanto a las repisas de las ventanas, el hormigón y las elevaciones de ladrillo.

Por ello, en la revista Eroski Consumer, nos dan unos consejos para evitar que nuestro gato pueda tener un accidente de imprevisibles consecuencias.

  • Lo primero y fundamental es evitar situaciones de riesgo, por lo que cuando ventilemos la casa debemos cambiar al gato de habitación y mantenerle encerrado. Si hay ventanas que debemos mantener abiertas por cualquier razón, recurriremos a cerramientos seguros que podemos encontrar en tiendas de mascotas.
  • Antes de marcharnos, nos aseguraremos de que todas las ventanas y puertas están cerradas.
  • Mantener al gatito vigilado cuando esté en la terraza, aunque lo mejor para mayor tranquilidad es colocar una malla o cerramiento.
  • Si pese a tener cuidado, el gato acaba sufriendo una caída, es fundamental que reciban atención veterinaria urgente, para atajar cualquier lesión y coger a tiempo cualquier problema interno.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios