La bajada del IVA veterinario, la mejor noticia del año

iva-veterinario-bajada

No soy catalana. Pero, doy las gracias de corazón a Esquerra Republicana de Cataluña. Especialmente a su diputado Joan Capdevila, por defender en el Congreso la rebaja del IVA de servicios y medicamentos veterinarios.

Votaron a favor de esta imprescindible y esperada medida, PSOE, Unidos Podemos, PNV y buena parte del Grupo Mixto. En contra votó el PP y Ciudadanos se abstuvo.

Lógicamente, del Partido Popular nos esperábamos el voto en contra. Es la actitud de Ciudadanos la que nos ha decepcionado por completo. No sólo la abstención, sino la razón que han esgrimido para hacerlo: que no lo consideraban una medida urgente. ¿Qué no es urgente? Que se lo pregunten a los animales cuya vida está pendiente de un hilo o están sufriendo dolores y molestias terribles esperando una operación que no llega. Precisamente, si hay algo urgente es eso, más que la vida ya no hay nada.

Es terrible que un perro, gato o cualquier otro animal, no pueda vivir o esté sufriendo, porque su familia no tenga dinero suficiente para curarle. Los animales dependen de nosotros, es nuestro deber proporcionarles la asistencia médica que necesiten. El veterinario no es un vestidido o un peinado a la moda, es una necesidad vital.

iva-veterinario

En muchos países, hay hospitales públicos para los animales, pero ya que en España no los hay, al menos no hay que encarecer aún más los servicios veterinarios. Por cierto, en 2014 se cerraron 730 clínicas veterinarias. No creemos que sea casualidad.

Tan triste es la situación, que hay personas que decidían abandonar a sus animales enfermos, con la esperanza de que los recogiese alguien que sí pudiese asumir el tratamiento que necesitaban.

Hay que señalar que el que no podamos llevar a nuestro animal al veterinario con la frecuencia necesaria, puede convertirse en un problema de salud pública. Algunas de las enfermedades que sufren las mascotas, pueden ser transmisibles al ser humano, pero son fácilmente evitables mediante las vacunas, desparasitaciones y resto de tratamientos que los perros y gatos esencialmente, reciben de manera periódica.

Como muestra, un dato más que preocupante: algo tan básico como la vacunación contra la Rabia, se ha reducido en los últimos años a niveles de hace treinta años. Esto es un paso atrás en salubridad pública realmente gravísimo.

Hay que pensar también en las protectoras, que hacen una labor impagable recogiendo animales abandonados, que en la mayoría de los casos han sufrido malos tratos o están enfermos por el abandono, y tienen que pagar de su bolsillo, con sus exiguos o nulos presupuestos, los tratamientos e intervenciones que necesitan. Sus gastos veterinarios se habían disparado hasta hacerse insostenibles. Porque, también hay que añadir los medicamentos, que también soportaban este IVA tan elevado.

Ni que decir tiene que atender a un animal enfermo o herido es un deber legal y moral que jamás tuvo que ser discutido en ningún ámbito público, vamos, que nunca debió aprobarse la subida del IVA veterinario, fue un verdadero disparate que alguien pudiese pensar y decir que curar a un ser vivo era un capricho, un lujo. Este IVA sólo ha traído sufrimiento a los animales y a las personas que están a su lado. Esperamos que sólo sea ya un mal recuerdo y no se vuelvan a dar pasos atrás de esta índole. La salud debe ser siempre lo primero, para todos los seres vivos, porque sin vida, no hay nada.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios