EQUO: que la Comunidad de Madrid recicle su Estrategia de Residuos

vertedero-equo

Según EQUO, dicha estrategia es manifiestamente mejorable e insuficiente para cumplir los objetivos europeos.

La Comunidad de Madrid ha presentado, con tres años de retraso, la Estrategia de Gestión Sostenible de Residuos 2017-2024 que, a juicio de EQUO, es manifiestamente mejorable porque no resuelve las necesidades de los municipios y es insuficiente para enderezar la nefasta situación actual con la celeridad precisa.

El diputado de EQUO Alejandro Sánchez denunció la pasada semana en la Asamblea de Madrid que el documento “es una suma de obviedades y pocos compromisos para alcanzar los objetivos europeos de reducción de  residuos y aumento de la tasa de reciclaje”.

En este sentido, subrayó que el presupuesto para desarrollar la estrategia es “inconcreto y arbitrario”, pues contempla la financiación al 50% de grandes plantas de tratamiento, sin especificar dónde y cuándo se construirán.

Sánchez añade que “las cifras bailan, además, ya que los 360 millones que prometió el ex consejero Pedro Rollán han pasado a más de 440, de los que en realidad solo 227 son para el periodo de la estrategia. “Tres años y casi 600 páginas después nos han dejado un conjunto de burdas estimaciones que el futuro Gobierno regional deberá cotejar, porque el de Ángel Garrido ha sido incapaz de hacer el trabajo necesario, conjuntamente con los ayuntamientos”.

Esta inconcreción es especialmente grave si tenemos en cuenta que los grandes municipios no han puesto en marcha iniciativas para la recogida separada de la materia orgánica, salvo la ciudad de Madrid, y que dos de los grandes vertederos de la región, los de Alcalá de Henares y Colmenar Viejo, se encuentran prácticamente colmatados y sin alternativa en funcionamiento. por lo que podríamos ser objeto de una sanción europea multimillonaria.

Además, pese a reconocer la necesidad de reformar la legislación regional en la materia y de revisar la fiscalidad referente a los residuos, como el impuesto al vertido y la incineración y las tasas municipales de basuras, como reclamaba EQUO en sus alegaciones, la Estrategia no propone nada concreto.

En definitiva, podríamos tildar esta Estrategia de “basura” que no afronta el enorme reto que tenemos en el futuro inmediato y al que ayuntamientos como Madrid ya están respondiendo con medidas ambiciosas y valientes como la implantación del quinto contenedor y la reforma de Valdemingómez, para acabar con la incineración en 2025.

Por todo ello, desde EQUO consideramos urgente la transición hacia un  nuevo modelo más sostenible y modificar la legislación regional de residuos, para recuperar el tiempo perdido y poder llevar las políticas ambientales de la Comunidad de Madrid al siglo XXI.

 

Comentar

Comentarios