Los peligros del calor (I)

El calor excesivo puede convertirse en una trampa mortal para nuestras mascotas. Sobre todo, en el automóvil.  Nosotros podemos bajar las ventanillas, encender el aire acondicionado o bajarnos del coche cuando estamos ya sudando a mares, pero el perro NO.

El golpe de calor es el nombre común de la hipertermia, una subida del calor corporal hasta tal punto que hay riesgo de daños y mal funcionamiento de los procesos fisiológicos. Sus efectos pueden ser temporales o irreversibles, pueden provocar la muerte, y dependen para cada animal del tiempo de exposición y de la temperatura. Cuanto mayores sean estos, mayores serán los daños.

En apenas 10 minutos, un perro o un gato pueden morir dentro de un coche. A veces, ni un rescate rápido consigue evitar los problemas vasculares, las hemorragias o el edema cerebral. Parece mentira que haya todavía tantos propietarios tan irresponsables. Lo de “es cuestión de cinco minutos” se convierte en un drama al volver: el animal ha muerto.

Los perros no transpiran, y sólo eliminan el calor mediante tres mecanismos:

  • El jadeo
  • El sudor, solamente a través de las almohadillas de los pies
  • Zonas aisladas y de poco pelo, como el vientre.

Una lista de cosas que pueden desencadenar el golpe de calor, y que por tanto deben vigilarse:

  • Entorno:
    • Altas temperaturas en el exterior.
    • Temperatura moderada en el exterior después de varios días de calor sofocante.
    • Humedad ambiental alta, que dificulta la propia eliminación de vapor de agua del animal.
    • Espacio reducido y/o mal ventilado: coche, habitación, patio pequeño, balcón, transportín, bodega de barco, …
    • Agua: poca cantidad, no fresca o no renovada a menudo.
    • Carencia de sombra o sombra muy reducida.
    • Suelos de cemento.
    • ¿Eres de los que lo tiene atado fuera?: añadimos el riesgo de ahorcamiento intentando llegar a la sombra o a más agua.
  • Animal:
    • Muy joven o muy viejo.
    • Enfermo: insuficiencia cardíaca, insuficiencia respiratoria, stress.
    • Braquicéfalo (morro muy chato): Bulldog, Carlino, Gato Persa muy tipado, Boxer, Pequinés, …
    • Obesidad: la piel tiene más poder aislante.
    • Color de capa: los oscuros absorben más el calor.
    • Digestión: NO dar de comer durante el día, sino al atardecer.
    • Ejercicio, absolutamente prohibido en horas de más calor.
    • Que el animal esté nervioso.

 

Fuente: Altarriba.org

 

zp8497586rq
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios