El nombre de nuestra mascota

yorkshire coqueto

Ya sabemos que la adopción de una mascota conlleva satisfacciones y responsabilidades, y una de las primeras decisiones que hay que tomar, es elegir un nombre para nuestro amigo. Y no es tan fácil como podríamos pensar, especialmente si hablamos de un perro.

Además de nuestras preferencias personales, hay que tener en en cuanta otros detalles que pueden ser importantes. Para empezar, el aspecto del animal puede ser determinante. Cuando acudimos a una protectora a adoptar una mascota, es muy posible que solo mirar al que se convertirá en tu nuevo amigo, ya te sugiera mentalmente un nombre. Puede ser porque se parezca a algo , por su color o por la ternura que nos despierte.

Luego, juegan a  favor de un nombre u otro, nuestros recuerdos, nuestros gustos, películas que hayamos visto, personajes de cuento o de series de TV... y luego hay nombres que nos encantan, que incluso anotamos con la idea ya clara de ponérselo al próximo animal que llegue a nuestra casa. Hay que tener en cuenta que tendremos que decir ese nombre en voz alta por la calle muchas veces, que en el parque nos conocerán por él y que será lo primero que nos pregunten cuando nuestro perro se acerque a oler a otro. Por ello, es mejor enterarse bien del significado de nombres.  En este sentido, tengo una buena experiencia, poniendo de nombre Zoe a una cachorrita especialmente activa, una verdadero torbellino. Zoe significa “llena de vida”.

De lo que no soy partidaria, personalmente, es de bautizar a nuestro nuevo amigo con el mismo nombre del que se fue. Es mejor que ese nombre, sirva de permanente recuerdo para nuestro pequeño amigo que cruzó el puente del arco iris. Además, las comparaciones serían inevitables y eso no es bueno ni para nosotros ni para el animal.

Siempre hay anécdotas que pueden resolver de una manera muy divertida el dilema de elegir nombre. Hace unos años, un pequeño perrito abandonado decidió que yo era su humano, y se vino detrás de mí. Así que empezamos a llamarle Sevino, y luego acortamos con “Sevi”. Lo tuvimos fácil.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios