Aston Mastín, 7 dias y 7 noches esperando al canalla que lo abandono

Aston Mastin en el lugar donde fue abanonado (3)

Aston Mastin en el lugar donde fue abanonado

Tras ser rescatado y recibir tratamiento veterinario en El Refugio, Sergio y su familia, vecinos de Madrid, adoptan a Aston Mastín.

“AUNQUE ME ABANDONES, SEGUIRÉ A TU LADO”, así ha titulado El Refugio, el documental de Aston: su rescate, su adopción, su nueva vida, y por encima de todo, su conmovedor ejemplo.

Todo ocurrió en una isleta de la carretera almeriense que da acceso a la  población de Adra. Un coche para y se abre una de sus puertas, por la que hacen descender a un perro de raza mastín. La puerta se cierra, el coche desaparece, y el perro queda solo, a su suerte, en mitad de aquella cuneta.

Es la triste secuencia de cómo se producen muchos abandonos en nuestras carreteras.

Muchos humanos no entendemos cómo alguien puede hacer algo semejante, pero mucho menos capaz de entenderlo fue este perrito (al que han llamado Aston Mastín), cuya mente fue incapaz de contemplar la posibilidad de que su dueño le hubiese abandonado. Tanto fue así, que permaneció en aquel mismo lugar durante siete días con sus correspondientes noches, sin agua ni alimento, expuesto al peligro de ser atropellado, y con el único convencimiento de que su “dueño” iría a buscarlo.

Dos vecinos de la zona le dieron comida y agua, y se pusieron en contacto con la protectora El Refugio, quien acudió en su ayuda.

Aston Mastin con Sergio su feliz adoptante (3)

Aston Mastin con Sergio su feliz adoptante

Tras ser rescatado y recibir tratamiento veterinario en la Clínica Veterinaria El Refugio, Aston, es felizmente adoptado por Sergio y su familia, vecinos de Madrid.

Aston Mastin rescatado del abandono con Nacho Paunero presidente de El Refugio (3)

Aston Mastin con Nacho Paunero presidente de El Refugio

Historias como la de Aston nos demuestran una vez más lo mucho que los humanos tenemos que aprender si queremos evolucionar de forma positiva como especie, y nos hace sentir un caudal de emociones altamente positivas, tan necesarias y enriquecedoras ahora, como siempre. Una vez más queremos dar las gracias a todos los que nos ayudan a que historias como ésta, tengan lugar; creemos con pleno convencimiento, que con ello conseguimos que el Mundo sea un mejor lugar para vivir”, concluyó Nacho Paunero, Presidente de El Refugio.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios