Anulada la prohibición de las corridas de toros en Cataluña

toros

La Sentencia no creemos que vaya a significar el regreso de la barbarie porque la sociedad apuesta por el respeto a los animales y rechaza cada vez más las corridas de toros y cualquier festejo que implique el sufrimiento de un ser vivo.

El Tribunal Constitucional ha anulado esta prohibición porque “invadía las competencias del estado” que ha dictado leyes declarando la tauromaquia como patrimonio cultural.  Es por eso, ya que la Sentencia reconoce también que Cataluña tiene competencias para regular espectáculos y proteger a los animales.

En todo caso, como bien ha explicado Ana Bayle, secretaria general del Partido Animalista PACMA, la tauromaquia no volverá a Cataluña porque sólo hay una plaza que reuna los requisitos, La Monumental, y no hay afición “salvo que traigan autocares”. Habitualmente, no llenaba ni un tercio de entrada y eso con turistas.

Señala también que “la sociedad está avanzando hacia unos valores más respetuosos con los animales y el medio ambiente” y que la sociedad catalana y española en general “consideran ya la tauromaquia parte del pasado“.

Como muestra, la encuesta realizada por Ipsos Mori en en diciembre del pasado año, en la que se recogía que el 84% de los jóvenes está “poco o nada orgulloso de vivir en un país donde la tauromaquia es una tradición cultural” y que sólo el 19% de los adultos entre 16 y 65 años, la apoyaba de alguna manera.

Otra encuesta, la de Hábitos y Prácticas Culturales 2014/2015, elaborada por el Ministerio de Cultura, arrojaba los siguientes datos: tan sólo un 6,5% de los españoles acudió a una corrida de toros el pasado año y sólo el 9,5 acudió a algún espectáculo/festejo taurino en general. Afortunadamente, más del 32% visitaron museos y más del 23% acudieron al teatro. Vamos, la diferencia es evidente.

La Monumental, la plaza de toros de Barcelona, se convertirá seguramente en un hotel y un centro comercial. Nos hubiese gustado más el proyecto de Xavier Vilalta de crear un recinto deportivo para deportes en arena y un centro ecológico y de investigación mediambiental, pero cualquier cosa con tal de que se borren las últimas huellas de la sangre y el sufrimiento, y que las nuevas generaciones crezcan en el respeto y el amor a los seres vivos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios