El Congreso inicia los trámites para que los animales dejen de ser “cosas”

leon-congreso-animales-cosas

Hace pocos días que el Congreso ha aprobado la toma de consideración de una proposición para que el Código Civil deje de considerar a los animales “cosas” y los defina como “seres vivos dotados de sensibilidad”.

España sigue así los pasos de otros países europeos y del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, que exige a los estados que respeten el bienestar de los animales como “seres sensibles”.

Esto conlleva que, por ejemplo, en caso de separación, se confie a los animales de compañía a uno o ambos cónyuges, atendiendo al interés de los miembros de la familia y al bienestar del animal. Incluso, recurriendo a la custodia compartida. Ahora, lo que contaba era a nombre de quién estaba inscrito, aunque el titular no fuese el que más cuidase o pasase tiempo con el animal.

Tampoco se podrá embargar un animal ni podrán formar parte de una hipoteca. No se podrá extender una hipoteca a los animales de una explotación ganadera, industrial o de recreo y se prohibe usar estos como garantía del crédito hipotecario.

La aprobación en el Congreso no supone todavía su entrada en vigor. Ya sabemos que la burocracia tiene sus tiempos. Ahora, según la web del Congreso de los Diputados, “continúa su trámite en ponencia y Comisión, donde se debatirán y votarán las enmiendas al articulado y se elaborará un dictamen que será remitido al Senado”. Según periodistasparlamentarios.org la tramitación suele durar unos cinco meses en total.

No puedo por menos de coincidir con el diputado de Equo Juantxo López de Uralde, que ve como una “agradable sorpresa” esta iniciativa y espera que sea el inicio de un Partido Popular más cercano a los animales – y al cambio indiscutible que se está produciendo en la sociedad, añadiría yo- pero que para ello hay que eliminar la anacrónica declaración de “Bien de Interés Cultural” a los espectáculos taurinos y las subvenciones que se les conceden, y no emitirlos en una cadena pública. También hay que recordar que el PP se ha opuesto a la prohibición de amputar el rabo a los perros. Pero, bueno, queremos creer que es el comienzo de un cambio de mentalidad.

Ciudadanos recuerda que la iniciativa fue de su formación, y también da en el clavo al señalar que estos cambios en la legislación deben conllevar también que hechos como el del jabalí despeñado por unos excursionistas o el sacrificio masivo por parte de la dueña de una protectora en Torremolinos, tengan el castigo que merecen, preguntándose si puede ser normal que en España “suponga la misma pena el hurto de una cartera que el exterminio de un gran número de animales”.

Desde Todo-Mascotas queremos agradecer a Avelino de Barrionuevo, diputado del Partido Popular, su defensa de esta iniciativa. En la Tribuna de Invitados estaban la Fundación Affinity y al Observatorio Justicia y Defensa Animal.

Comentar

Comentarios